COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A lo largo de dos días, la primera edición de esta feria de vinos al aire libre convocó alrededor de mil personas en una propuesta 100 % descontracturada.

Fotos: Marcelo Carubin / VyBV.

Chachingo: ese paraje privilegiado ubicado en el departamento de Maipú, resuena cada vez más no solo por la calidez de su gente sino por ser uno de los lugares maipucinos en donde los vinos y la gastronomía, se potencian “a lo grande”. Y un claro ejemplo de ello es sin duda, el emprendimiento liderado por la familia Vigil – Sance: “El Enemigo”.

Este increíble lugar soñado por el enólogo Alejandro Vigil junto a su esposa María Sance, e inspirado en la Divina Comedia de Dante, se ha convertido sin duda, en un espacio enogastronómico de gran nivel, escogido no solo por turistas sino por los propios mendocinos que buscan vivir todas las experiencias que envuelven al mundo del vino. Y, buscando ofrecer una nueva de ellas, es que surgió la idea de “Chachingo Wine Fair”, una feria de vinos que durante dos días, logró reunir cerca de mil personas en los mismísimos jardines de este maravilloso lugar.

Los jardines de Casa Vigil transformaron en una gran feria al aire libre.

Con la participación de 45 productores, tanto aquellos ya con gran reconocimiento como nuevos actores que comienzan a pisar fuerte en el mercado, esta feria logró lo que muy pocas han hecho: que un espacio al aire libre, se logre un ambiente absolutamente descontracturado, sin tantos protocolos  y aprovechando no solo de los exquisitos vinos y espumantes sino de la belleza que ofrece el  lugar.

Amigos: Lilia Sance, Virginia Luna, José Bahamonde, Alejandra Rapacioli y Romina Cultrera.

A lo largo de sus dos días de realización, “Chachingo Wine Fair” permitió que los asistentes conocer de cerca etiquetas de los diferentes proyectos vitícolas, pudiendo además, charlar con sus artífices de una forma amena y directa. Por supuesto, que la gastronomía -uno de los puntos fuertes que ofrece El Enemigo- también estuvo presente de la mano de sabrosas propuestas creadas por su chef, Santiago Maestre.

Fernando Gabrielli, Constanza Hartung y Rodrigo Scalzi.

Cerrando su última noche, “Chachingo Wine Fair” tuvo un invitado que sorprendió a más de uno, como fue el pequeño  show acústico de Iván Noble. Amante del vino y un enamorado de Mendoza, el cantante junto a su guitarra interpretó temas de su carrera musical.

El show de Iván Noble entre los viñedos.

Amigo de muchas personalidades del mundo del Vino vernáculo, y aprovechando la atmósfera especial que se produjo entre todos, Noble invitó a compartir su música al gran hacedor de vinos Marcelo Pelleriti como así también, al joven enólogo Juampy Michelini.

Noble junto a Juan Pablo Michelini.

“Estamos muy contentos con esta primera edición de Chachingo Wine Fair. Ha sido bastante inédita con características distintas a otras ferias como por ejemplo  que los stands de cada uno de los vinos son atendidos por sus propios dueños, sus mismos enólogos, lo que permite que los que han asistido puedan hablar con el hacedor directo del vino y eso es un diferencial. Hemos visto que la gente aprecia esta idea ya que puede llevarse la ‘experiencia’ de estar con el creador del vino que está degustando”.

“En esta edición están participando tanto pequeños productores con Vinos de Autor como grandes bodegas, lo cual ha creado una verdadera hermandad entre los enólogos, con muy buena predisposición entre todos, degustando el vino de los stands de al lado; sin duda que estamos muy contentos con la onda y energía que se ha generado en esta feria”, enfatizó Lilia Sance, encargada de Comunicación de  Casa Vigil.

Mucho público fenemino copó la feria de Chachingo.

“Teníamos muchas expectativas  cuando comenzamos con la organización de la feria y los que nos pasa es que se logró revivir realmente cómo se gestó: Alejandro (Vigil) se juntaba mucho con sus amigos enólogos a comer un asado y a degustar distintos vinos y la idea surgió de esos gratos encuentros. Así fue como pensamos en la manera de cómo  poder transmitirle a la gente esa alegría y diversión de todo lo que este grupo de enólogos y apasionados del vino descubren cuando se reúnen una tarde de amigos”, comentó a VyBV Lilia.

Matías Prieto estuvo con sus vinos Entrevero.

Una de las postales que más se repitió a lo largo de toda la feria fue la de encontrar grupos de amigos disfrutando de un muy buen vino. Ya sea en pequeños o grandes grupos, de habla hispana o escuchando palabras francesas, portuguesas e inglesas, lo cierto es que Chachingo Wine Fair fue la feria de vinos que reunió un público cosmopolita pero con un factor en común: el amor por el vino.

Los Sociales del Vino compartieron la jornada de cierre de esta Chachingo Wine Fair junto a cientos de mendocinos y turistas que llegaron a las tierras dantescas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.