COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La vinoteca Casa Vigil “El Enemigo” presentó una exclusiva degustación de los vinos de autor de los enólogos Germán Masera y Pol Andsness.

Fotografía: Marcelo Carubin.

Más de cien etiquetas son las que en la actualidad, la exclusiva vinoteca Casa Vigil “El Enemigo” posee en su moderno local de Palmares Open Mall. En ella, las más prestigiosas bodegas y enólogos poseen su lugar a la espera que sean descubiertas por los amantes del Vino y que buscan nuevas experiencias sensoriales tras el descorche de alguna de ellas.

Justamente tras la búsqueda de ofrecer nuevas “sensaciones” es que la vinoteca del reconocido enólogo Alejandro Vigil, también busca sumar a su portfolio, nuevos actores que a través de sus propias marcas, comienzan a hacerse de un lugar en el mercado.

La vinoteca de Alejandro Vigil, un espacio de encuentro.

Germán Masera y Pol Andsnes son un claro ejemplo de ello. Ambos enólogos fueron invitados para presentar sus vinos ante  un selecto público de sommeliers, prensa especializada y sibaritas.

Con perfiles absolutamente diferentes, el talento y el amor por el terroir mendocino une a ambos; sobre todo en Andsness quien se cataloga simpáticamente como un “forastero” y que al elaborar las variedades que emplea para sus vinos, le generan “la sensación de estar más conectado a Mendoza y a su gente”.

 “Escala Humana” es el nombre con el cual Germám Masera presenta su línea de vinos.

 “Este nombre responde a darle sentido a esa fuerza de muchas personas como yo, que luchan para lograr su vino. Es un proyecto que no busca expandirse en volumen pero sí poner en valor a los productores”,  expresa el enólogo.

Malvasía, un vino atrapante y diferente.

Dos fueron los varietales presentados por Masera: un tino Malbec junto a un naranjo Malvacía. Así, bajo el nombre de Livvera, los vinos lograron sorprender con la propuesta de este enólogo sobre todo, con la presentación de la variedad Malvasía, la cual si bien es muy conocida en Europa, sobre todo en la isla de Madeira (Portugal), también las tierras de Mendoza han podido ser un lugar apto para su cultivo llegando luego a convertirse en un vino de sabores desafiantes para quien lo toma.

Hacia el final de esta degustación, llegó el turno que Pol Andsness presentara su vinos de autor. Con características bien definidas como es la baja graduación de alcohol, su ligereza, su alta acidez y absolutamente bebibles; sin mayores pretensiones que el ser un compañero ideal para el disfrute.

El enólogo Pol Andsness.

Bajo el nombre de “PolOpuesto”, Andsness presentó sus vinos con las variedades  Criollo, Pinot, Cabernet Franc y Chardonnay, bajo nombres como “El Regalado”, “Carbonet Franc”, “Qué Grande Sos” y “El Objeto Imposible”, los que reflejan su trayectoria de varios años trabajando por varios países del mundo haciendo vinos pero que reflejan su propio gusto personal.

Los nombres que doy a cada vino pueden salir por muchas razones distintas, por una metáfora, una anécdota, un chiste entre amigos, un sueño que tuve una noche en época de vendimia, pero cada nombre está relacionado a la historia de cada vino”, comentó alguna vez Pol Andsness ante la pregunta de la originalidad de sus etiquetas.

Vinos y Buen Vivir estuvo presente en esta exclusiva degustación. Mirá las fotos…