COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Lagarde Goes Pink Rosé es el renovado vino de esta categoría elaborado por la tradicional bodega mendocina. Un “Blanc de Noir” con una nueva imagen más fresca, moderna y divertida. Ideal para el verano y disfrutar con amigos.

La bodega encabezada por Sofía Pescarmona, elaboró su primer Blanc de Noir rosado en 1989, siendo la primera de Argentina en lanzar un vino de este tipo destinado al mercado interno.

A través de los años, se buscó elaborar el mejor rosé posible de la mano de su enólogo Juan Roby. La cosecha 2017 es la culminación de la historia, tras obtener un ejemplar de un vino rosado con pureza, frescura y armonía, ideal para maridar durante el verano.

Elaborado 50 % Malbec y 50 % Pinto Noir, está inspirado en el sol mendocino y los colores de su atardecer que prolongan las tardes de calor. Este vino nace para acompañar las vacaciones, los almuerzos y las tardes interminables, la fiesta debajo de la sombra de los árboles o la frescura del mar.

Se lo sugiere combinar con pescado fresco a la parrilla o un menú típico de verano, verduras de estación, sushi o inclusive un sabroso curry agridulce.

“El Rosé para Lagarde siempre fue un vino que nos definió como bodega, hoy creemos que con una nueva imagen y la frescura y docilidad de este producto, vamos a enamorar a todos los amantes del vino que busquen algo rico para el verano y con la suficiente estructura para acompañar una elaborada gastronomía o simplemente para disfrutar esta temporada”, destacó Lucila Pescarmona.

Notas de cata

De color rosa franco, buena vivacidad, luminoso y fresco. Hay notas de fruta fresca como pomelo, fresa salvaje, guinda y frambuesa. Se percibe frutal, delicado y bien balanceado. Con final muy expresivo, pleno y refrescante. Es un vino muy moderno y vibrante.

Con 125 años de vida, Lagarde es una de las primeras bodegas fundadas en Mendoza por aquellos visionarios que llevaron la vitivinicultura a la región de Cuyo.

Empujada por la visión de la tercera generación Sofía y Lucila Pescarmona, la bodega ha recorrido un incesante camino posicionándose como un referente en bodega familiar de vinos frescos, femeninos con carácter e ideados para ser maridados con buena cocina.

Precio sugerido: $ 280.