COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El restaurante del wine resort ubicado en el Valle de Uco fue ganador del premio “Wine Spectator’s Restaurant Award 2016”. Reconocimiento a la calidad de su carta de vinos. La propuesta para este invierno.

Casa de Uco Vineyards & Wine Resort ha sido galardonado por una de las guías más prestigiosas del mundo, en su programa anual Wine Spectator’s 2016 con el “Award of Excellence”, entre más de 3.595 restaurantes.

Este premio reconoce a los restaurantes cuyas selectas cartas de vinos cuentan con opciones cuidadosamente elegidas de productores de calidad, junto con una combinación perfecta y adecuada a su cocina y estilo.

“Cada año genera gran expectativa esta publicación con los mejores restaurantes y vinos del mundo, en donde Argentina ha logrado una presencia destacada en los últimos años, y estamos muy orgullosos de nuestra cocina, que al igual que los vinos del Valle de Uco, reflejan lo mejor de nuestro terroir”, destaca Juan Tonconogy, director de Casa de Uco.

Sabores de estación

Los chefs Pablo Torres y Carlos Torres son los responsables de la propuesta gourmet en Casa de Uco. En su última Carta de Invierno sorprenden con productos locales y de estación, en su mayoría orgánicos de su propia huerta, los cuales trabajan en conjunto con productores locales para lograr un menú inspirado en el Valle de Uco.

En sus diversos sectores de fuegos, ante vistas impactantes de la montaña y los viñedos, se preparan asados y otras delicias entre las que se destacan las Empanadas Mendocinas de carne al disco con leña, Ensalada de verdes de la huerta, las Milanesas de costeleta  el Chivo, la Trucha ahumada con madera de haya y humus de zanahoria, ó los Ñoquis caramelizados con vegetales de la huerta, siempre acompañados por una selección de los mejores vinos de la región, y bajo la atenta dirección de su sommelier.

“Cocinamos sin prisas, cocinamos con fundamento, cocinamos las recetas de antes, las de ahora e intentamos cocinar las de mañana. Usamos productos naturales, convivimos con nuestros vecinos, aprendemos de la tierra, buscamos sabores puros, usamos especias, usamos yuyos, nos hacemos amigos del fuego y sus humos”, señala Pablo Torres, uno de los chefs responsables del restaurante.

Toda su panadería y pastelería es casera y horneada cada mañana. En su propuesta de postres la nueva carta incluye la Creme brûlée de patay y alcayota, el Pastel de Chocolate sin harina con mousse de vainilla, o la Torta de Peras y Nuez con crema de cedrón y confitura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.