COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Fiel a su estilo innovador, la marca de espumantes creada por Sebastián Zuccardi junto a otros tres amigos de juventud, renovó su imagen, con un estilo más moderno pero conservando la esencia que dio origen al proyecto.

Alma 4 presentó al mercado su nuevo packaging. Marcela, Agustín, Mauricio y Sebastián, sus integrantes, buscaban una identidad visual que simbolizara la esencia de la marca y pusiera en valor la historia que iniciaron juntos en 1999.

El resultado de ese trabajo en equipo está plasmado en la nueva imagen que a través de una delicada línea gráfica integra en su diseño formas circulares – símbolo de unión y armonía – y cuadradas – representación de los cuatro elementos de la naturaleza, las cuatro estaciones del año y los cuatros puntos cardinales.

En la intersección de estas formas se encuentra la marca como símbolo de las coincidencias, el lugar donde todo se conecta. Además cada punto del cuadrado representa a cada uno de los integrantes de Alma 4.

Alma 4 es una línea de vinos espumosos, elaborados mediante el método tradicional de segunda fermentación en botella, con prolongados períodos de crianza sobre lías. Los emprendedores comenzaron con la elaboración de un corte de Pinot Noir y Chardonnay, un Chardonnay fermentado en barricas de roble y un Bonarda, espumante tinto del que no se conocían antecedentes de elaboración en nuestro país.

Con el correr de los años -a las ya mencionadas variedades- se incorporó otra totalmente novedosa, como Viognier y un espumante rosado, 100 % Pinot Noir. Actualmente se encuentra presente en las principales vinotecas de la Argentina, y es reconocida por los más destacados sommeliers de Argentina, como una marca de espumantes de vanguardia, que combina alta calidad e innovación.

Su historia

Alma 4 nació como un proyecto de elaboración de espumantes de alta calidad liderado por cuatro jóvenes mendocinos: Mauricio Castro, Agustín López, Marcela Manini y Sebastián Zuccardi, quienes poco tiempo antes habían egresado del Liceo Agrícola y Enológico Domingo F. Sarmiento, perteneciente a la Universidad Nacional de Cuyo. En sus comienzos fue un proyecto experimental de elaboración de espumantes que rápidamente se consolidó como referente de calidad e innovación.

alma41

Alma 4. Mauricio, Marcela, Agustín y Sebastián.