COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Un nuevo vino dulce que se suma a la línea de varietales de Latitud 33, marca caracterizada por su estilo fresco, joven, aromático y frutado. Está elaborado con uvas Semillón y Chardonnay.

Este lanzamiento tiene como objetivo ofrecer una opción dulce para acompañar distintas ocasiones de consumo: reuniones, juntadas y salidas con amigos, ya que cada momento es una invitación al placer y a la libertad.

Latitud 33 es un vino para los jóvenes cosmopolitas que están empezando a descubrir el mundo del vino y les gusta. Van aprendiendo de a poco sobre maridajes, varietales y cosechas, mientras disfrutan sin prejuicios de los vinos livianos, dulces y frutales, que les ofrezcan una imagen sofisticada y una buena relación entre precio y calidad. latitud-33-dulce-baja

Este nuevo vino es para aquellos jóvenes que andan por la vida sin guión ni GPS, son creativos, ocurrentes, e irradian esa energía positiva que tienen los que disfrutan, simplemente, de ser como son. Ideal para acompañar una tarde de calor, en la pileta, cerca del río, en el mar, en un almuerzo divertido con amigos o tomando algo en un boliche. Además, brinda la posibilidad de usar la imaginación marcando tendencia generando nuevos tragos para cada nuevo momento.

Latitud 33 permite disfrutar de un vino fresco, joven y de alta calidad, hecho en Valle de Uco, Mendoza, donde la tierra late diferente. En simultáneo, invita a disfrutar intensa y desprejuiciadamente de la vida, sin más obligaciones que la de ser uno mismo.

Latitud Dulce tiene una atractiva etiqueta celeste que se destaca en contraste con el color amarillo pálido con notas verdes del vino. Precio sugerido: $87.

latitud-33-_-nuevo-latitud-dulce-iii-b

El origen de Latitud 33

Entre los paralelos 32° y 38° del hemisferio sur se combinan ciertas características excepcionales para el cultivo de la vid. De ahí que allí se ubiquen algunas de las mejores regiones vinícolas del llamado “Nuevo Mundo”, con puntos clave en Argentina, Chile, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda.

Es precisamente en la Latitud 33°, en Mendoza, donde se encuentran los viñedos que dan origen a esta línea de vinos de estilo fresco y joven. Por eso su nombre, Latitud 33°, representa el alma de la región que da origen al terruño.

Latitud 33° nació en 2002 con el objetivo de acercar a los consumidores una nueva y moderna línea de varietales. La marca se destaca por ofrecer productos de un estilo intenso y fresco, que resaltan fielmente los aromas y sabores en cada una de las variedades que conforman su portfolio: Malbec, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Tempranillo, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Tardío y Dulce.