COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La bodega del Grupo Freixenet en Argentina, presenta  su nueva línea, que se lanza con un distinguido Pinot Noir con las características únicas de la región de Gualtallary, y como resultado de un dedicado trabajo enológico.

Elaborado con las uvas de un cuartel especialmente seleccionado, el Block A 1 ubicado en Finca Ferrer, en la región de Gualtallary, a 1310 msnm, se trata de una edición absolutamente exclusiva de 4.500 botellas de la cosecha 2015, con el toque diferencial de sus suelos pedregosos, su perfil de arena calcárea y una gran amplitud térmica típicos del terroir, que le brindan una personalidad íntegra. Este Pinot Noir tiene intensidad y expresión, buscando mantener todo el aroma y sabor del varietal, con un fresco estilo frutal.

Notas de cata

Tiene una buena entrada en boca, vibrante y con largo paso, y también volumen, lo que lo convierte en un vino equilibrado, intenso y especial.

foto-1310

Su estilo frutal es diferente, y la influencia del tamaño de la copa, como también la temperatura del vino, serán grandes puntos a tener en cuenta para disfrutarlo. Con una gran copa en forma de tulipán, abierta en la base, cerrada en la parte superior y a una temperatura de 15° C, comienza a mostrar el color rojo de la fruta madura, cerezas y notas de fresas, ciruelas rojas y duraznos de viña, acompañado en el fondo con hojas caídas, características del varietal.

A medida que respira en la copa, o con un pequeño giro, emergen sabores de vainilla, flan o caramelo cremoso o chocolate derretido, y se revela la fruta, dándole una complexión y misterio al varietal.

Una vez en boca, es ligero, fresco y redondo, con taninos suaves y un nervio vibrante, combinado con fuertes sensaciones ácidas y minerales de tiza, encontrando en el paso por boca un sabor vainilla, cerezas y esa sensación terrosa.

Pasado el tiempo, las frutas y la sensación mineral quedan en la nariz junto al caramelo en la boca.

Precio sugerido: $598