COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El piloto de Formula 1 visitó por primera vez la Argentina, previo a su carrera en el Gran Premio de Brasil, para realizar un desafío contra un polista.

Fernando Alonso, bicampeón de Fórmula 1, participó de un desafío único: al volante de un auto de colección se midió con el polista Facundo Pieres en una carrera de 140 metros en Owners Club, General Rodríguez. El acontecimiento formó parte de la visita del español a la Argentina organizada por Chandon en el marco de la alianza de la marca con el equipo McLaren-Honda.

La asociación de Chandon con la escudería ganadora de 182 carreras, 12 títulos de pilotos y ocho Copas de Constructores tiene más de un año de antigüedad y representa el espíritu de las marcas por desafiar los límites persiguiendo la perfección con pasión.

Chandon, nacida en la Argentina en 1959 cuando Moët & Chandon se estableció en Mendoza, invitó a Alonso para que conociera el país previo a su presentación en el Gran Premio de Brasil de este fin de semana.

Durante su corta estancia en la Argentina, el asturiano se atrevió al desafío con Pieres. Para ello dispuso de una Bugatti de 1932 y el polista de Ellerstina montó a Future Remolacha. El particular duelo terminó empatado. “Sabía que el caballo me sacaría ventaja en los primeros metros porque siempre arranca más rápido que un auto, pero cuando la distancia va aumentando es posible alcanzarlo”, contó Alonso al cabo del desafío. Antes había conversado animadamente con Pieres:

“Conozco el polo, en España tenemos el torneo de Sotogrande, pero aún estoy familiarizándome un poco… Sé que hay cuatro jugadores por equipo, cuántos tiempos son, me sorprendió que cambian tanto de caballo durante los partidos”, expresó

“Siempre he tenido conexión con la Argentina. En el ambiente de la Fórmula 1 siempre hay contacto, compartimos la lengua madre y muchas cosas más”

Fernando Alonso afirmó en conferencia de prensa que “siempre he tenido conexión con la Argentina: el mecánico que me cargaba combustible en mis tiempos en Renault era argentino. Con él gané mis dos campeonatos mundiales. Y en el ambiente de la Fórmula 1 siempre hay contacto, compartimos la lengua madre. Además, desde lo futbolístico, como soy hincha de Real Madrid, recuerdo los tiempos de Fernando Redondo, luego de Fernando Gago y Gonzalo Higuaín… A pesar de esto, confieso que durante alguna prueba de Fórmula 1 en Montmeló he ido a ver al Barcelona y Leo Messi es el mejor del mundo”, recordó.

El desafío entre el polista y el piloto de F1, en Argentina.

El desafío entre el polista y el piloto de F1, en Argentina.

A los 35 años y con más de 30 de experiencia en las carreras, Alonso sigue encontrando razones para celebrar: “La vida te da razones día a día, incluso en los que tienes pensamientos negativos encuentras algo para celebrar. Celebro cómo me ha ido en mi carrera, mi familia, haber podido construir mi museo, un circuito de karting y una escuela”.

El ganador de 32 Grandes Premios se atrevió a compartir la receta de una de sus últimas creaciones, The Spark, el cóctel que preparó para Chandon este año en Australia. “Puedo anticipar que es picante”, confesó. La Chispa está elaborado con Chandon Brut Nature, jugo de uvas, pimientos picantes, jarabe de moras con pimienta rosa y un poco de hielo.