COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Lo aseguró Eduardo Sancho, presidente de FECOVITA y ACOVI, quien sostiene que los productores tienen que agruparse para enfrentar la crisis y no pagar los platos rotos.

El titular de la Federación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas (FECOVITA) y de la Asociación de Cooperativas Vitivinícolas (ACOVI), brindó un panorama que tienen los productores que trabajan junto al sector cooperativo.

-¿Por qué es importante que los productores produzcan vinos junto a FECOVITA?

-Es fundamental que el productor se organice. Es muy difícil que un productor solo, independiente, sobre todo cuando es chico o mediano, resista las crisis de la vitivinicultura y, lamentablemente, es quien termina pagando los platos rotos de las crisis en el precio del vino y demás.

-Por ejemplo, en 2016 el precio del vino tuvo una recuperación muy fuerte. Los productores que tuvieron que vender sus uvas y vinos en el mes de junio, no agarraron el aumento que se generó, ni lo capitalizaron. En cambio, los productores cooperativistas, sí lo hicieron. Esto, indudablemente, es importante porque nosotros comenzamos a pagar el mes de junio actualizado, por lo cual agarramos el total del aumento que hubo en 2016.

-Esto es un beneficio fundamental y clave: el precio. El otro aspecto es referido a todos los servicios que tenemos alrededor que nos da la organización. La única forma de competir contra la concentración es organización y unirnos en una economía de escala. Lo que hace FECOVITA es que todos los productores chicos nos asociemos para competir contra la concentración. No hay otra forma de hacerle frente. Si no se tiene economía de escala, no tiene forma.

-¿Hay más beneficios para el productor, como también para los otros agentes de la cadena?

-Hay muchos beneficios para el productor, no tan solo en el precio, sino por ejemplo en la compra de insumos en conjunto, que hace que los precios empiecen a bajar. No es lo mismo comprar 10 kilos, que comprar 100 mil. Los precios empiezan a bajar y, además, el sistema de FECOVITA, prevé un beneficio excelente para el productor que paga sus insumos en 12 meses sin intereses. Entonces, tiene una baja del precio y financiamiento de un año que prácticamente no lo nota en su cuota.

¿Qué otras ventajas tiene?

-Tenemos otras ventajas como el Fondo Solidario, sobre todo en lo que es granizo. Estamos haciendo un programa con el Fondo de la Transformación y Crecimiento, donde FECOVITA y el Fondo destinamos fondos para comenzar con la reconversión vitícola a tasa de interés cero. Solo hay que pagar el ajuste de precio del vino para que luego se pueda re-prestar en otros productores. Son ventajas importantes.

Eduardo-Sancho1

Sancho: “organizarse para enfrentar la concentración”.

-¿La incorporación de la cosecha mecánica es otra ventaja para muchos productores?

-Empezamos a organizarnos en la cosecha mecanizada como en la asistida. Sabemos que en los parrales no pueden entrar las máquinas, es por eso que aconsejamos la asistida con carro o con bines para darle ese servicio a todos nuestros productores. Es importante porque ese tipo de tecnología no llega al pequeño y mediano productor. Por eso la necesidad que nos organicemos para que la tecnología llegue a esos productores.

-¿Cómo hace el productor que está interesado en trabajar con ustedes?

-Si conoce a la cooperativa más cercana a su finca u hogar, puede acercarse allí. En este sentido, hay cooperativas asociadas a Fecovita en toda la provincia, por lo que puede acercarse a la que mejor le convenga. Sin embargo, si quiere conocer qué cooperativa le conviene más, por cercanía o lo que fuera, puede comunicarse al 4 97 34 00 (FECOVITA).