COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En la bodega ubicada en Vistalba, los hermanos Héctor y Pablo Durigutti mostraron a la prensa sus cuatro nuevas etiquetas, que llevan el nombre de Proyecto Las Compuertas, el alusión a este terruño de Luján de Cuyo.

Por Selva Manzur (especial para VyBV).

Fotos: Marcelo Carubín

Aprovechando lo mejor que un atardecer primaveral en Luján de Cuyo tiene para ofrecer,  bodega Familia Durigutti presentó ante la prensa y especialistas locales su nueva línea de vinos, la cual está compuesta por cuatro varietales y lleva el nombre de Proyecto Las Compuertas. Las etiquetas pronto llegarán a vinotecas y los precios sugeridos van de $ 250 a $ 595.

Bodega Familia Durigutti.

Los flamantes vinos son: Criolla Parral 2017 ($ 250); Cordisco 2017 ($ 370); Malbec 5 Suelos 2016 ($ 390) y Malbec 1914 ($ 595). Se trata de vinos de edición limitada y de nicho. Todos provienen de viñedos ubicados en Las Compuertas, en la zona de Vistalba, en el departamento de Luján de Cuyo, y fueron producidos a partir de métodos tradicionales de vinificación.

“Se podría decir que estos vinos son el nuevo legado de Durigutti. Con ellos, queremos llegar tanto a los consumidores que se estén acercando al vino como a aquellos que conocen y buscan cierta complejidad y vinos más minerales”, dice Héctor Durigutti.

Por su parte, Pablo Durigutti, agregó: “Estos vinos representan el ADN de Las Compuertas y son muy distintos a los que veníamos haciendo. Tienen como público aquel consumidor conocedor, pero que también busca probar y disfrutar de otro tipo de vinos”.

Un encuentro íntimo para degustar vinos exclusivos.

“Los cuatro son vinos de finca, con los que hemos buscado rescatar la historia que tiene Mendoza en Las Compuertas, hablamos de una zona cuyos viñedos están plantados desde hace muchísimos años y de los cuales quedan muy pocos. Sabemos que dentro de unos años, la urbanización hará desaparecer a los viñedos de esta zona y esa fue una de las motivaciones detrás del proyecto”, añadió Héctor Durigotti.

Familia Durigutti es un proyecto familiar creado en 2002 por dos hermanos enólogos cuya pasión persigue el objetivo de elaborar vinos de calidad de las diferentes zonas vitivinícolas de Argentina. “Expresar lo mejor de cada terroir”, es el lema de Pablo y Héctor.

Actualmente, la bodega produce unas 700.000 botellas al año y exporta la mayor parte de su producción, aunque desde hace algunos años tienen cada vez más presencia en el mercado nacional.

Vinos y Buen Vivir estuvo en este encuentro. Mirá las fotos:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.