COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El primer Wine Country Club del mundo, ubicado en Valle de Uco, se caracterizará por reunir en un solo lugar a quienes desean vivir la experiencia del vino de un modo integral. Ahora tendrá su propia bodega de la mano del enólogo Matías Michelini.

Can Pedra es el emprendimiento vitivinícola situado dentro de las 800 hectáreas del Wine Country Club Tupungato Winelands. Este proyecto dirigido por Matías Michelini, promete ser el emprendimiento más innovador llevado a cabo en Argentina dentro del sector vitivinícola.

No solo se destaca por la combinación única de terruño, agricultura biodinámica y el equipo de profesionales dirigido por Michelini, sino también por su novedoso sistema de comercialización, que permite que mediante una pequeña inversión, cualquiera pueda ser propietario.

El proyecto de Can Pedra está destinado a un número de inversores limitado por lo que cada uno será dueño de una parte alícuota denominada FidiVino.

DCIM100MEDIADJI_0368.JPG

Tupungato Winelands, en Gualtallary.

Can Pedra, que significa casa de piedra, tiene su propia mística: sus viñedos honran los principios de la agricultura biodinámica, postulados por Rudolph Steiner cien años atrás. Crecen y se nutren escuchando los ritmos del sol, la luna y la tierra y se enriquecen con la armonía y la cooperación de su vegetación, sus animales y el trabajo humano en el ambiente más natural.

Matías Michelini soñó con una bodega que trabajara el fruto de los viñedos siguiendo la filosofía de Steiner, donde el resultado final fueran vinos que los interpretaran y representaran la sensibilidad del terruño. Tupungato Winelands convierte ese sueño en realidad y da vida a los viñedos biodinámicos de Can Pedra.

Con la magia de Gualtallary

Tupungato Winelands es el primer Wine Country club del mundo. En el lugar se despliegan viñedos y la futura bodega Can Pedra. Esta singular experiencia, en el marco del vino, se completa con una cancha de golf que preserva e integra el paisaje inmenso y dos canchas de polo ubicadas al pie del volcán Tupungato. El proyecto es único en su rubro y promete seguir creciendo.

Tupungato Winelands está emplazado como un territorio exclusivo de 800 hectáreas, en la prestigiosa zona de Gualtallary. Los vinos de este lugar tienen un lenguaje propio. La altura de los viñedos, que supera los 1.200 metros sobre el nivel del mar, y la elevada amplitud térmica, logran que las uvas formen sus azúcares, color, aromas y taninos de un modo único.

La complejidad y la profundidad de los vinos son la insignia de este terroir, donde clima, suelo y agua se combinan en una trilogía perfecta. “Gualtallary da infinitos motivos para enamorarse y hacerlo propio”, dice el reconocido Matías Michelini, quien estará a cargo de Can Pedra.

DCIM100MEDIADJI_0336.JPG

Terroir único, vinos complejos y profundos.