COMPARTIRShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La bodega pionera del Valle de Uco presenta al nuevo integrante y una nueva vestimenta para toda la línea Vuèla reflejando una imagen de mayor frescura y modernidad en sintonía al espíritu de sus vinos.

La visión y Savoir Faire familiar hicieron que François Lurton descubriera el Valle de Uco en 1996 invirtiendo en tierras para la plantación de viñedos en Chacayes. Desde sus inicios tuvo el claro objetivo de elaborar en la región vinos de gran calidad capaces de competir con los mejores del mundo.

Entre sus novedades, Bodega PIEDRA NEGRA anunció el reciente lanzamiento de un nuevo integrante de la línea Vuèla en versión tinta, un Bonarda complementando al rosé de Pinot Gris y al blanco de Sauvignon Blanc. Se trata de un vino fresco, intenso y liviano que expresa frescura elaborado con uvas de un viejo parral de Vista Flores, una región donde la bodega fue pionera.

Nuestra apuesta en el mercado interno involucra el desarrollo y la ampliación de productos consolidando el estilo elegante y fresco que caracteriza a la bodega”, dice Thibault Lepoutre, enólogo y director general de la bodega. “La linea Vuèla son vinos de verano, frescos y ligeros”, agrega.

Paralelamente, a la incorporación de Vuèla Bonarda 2017, Bodega Piedra Negra presenta un cambio en la etiqueta de la línea, que si bien guarda el espíritu de la marca, la nueva estética intenta transmitir la frescura y modernidad caracteristicas propias de los vinos.

Hago los vinos como me gustan”, dice François. “Antes de llegar al Valle de Uco, no existía nada, era todo naturaleza salvaje, indómita y aleccionadora”, continúa. Hoy, dos décadas después, esta región es la más considerada en el mapa vitivinícola del país y los vinos que se elaboran en este lugar son, a su modo, “la nueva gran revolución de la industria del vino”.

Vuèla Bonarda 2017 tiene un precio sugerido de $210.